2

ARTÍCULO EXTRAPOLADO POR LA PERIÓDICA "COMUNITARIA"

Mientras estas páginas van a presionar, la nueva campana ha llegado, será bendecida por nuestro Arzobispo Marco durante la celebración de la Inmaculada y en los días siguientes se colocará en su lugar como príncipe del campanario. Ha pasado un tiempo que carecíamos de su poderosa voz.

"Vivos voco, mortuos plango, fulgura, frango", así suena un viejo proverbio sobre las campanas: "Llamo a los vivos, lloro a los muertos, rompo el rayo".

La campana tiene una voz que quiere llevar al hombre con él desde dentro de todas sus paredes y llevarlo a la amplitud de la altura de Dios, a una vida en plenitud.

La imagen de la Anunciación está impresa en la campana, precisamente porque su voz nos recuerda la oración del Ángelus en la mañana, al mediodía y al anochecer. En el próximo número daremos más espacio e información.

 

Haga clic aquí para descargar el artículo en formato PDF.